MUJER HUMANA, DIGNA Y SOLIDARIA

Home / MUJER HUMANA, DIGNA Y SOLIDARIA

El proyecto «Mujer Humana, Digna, y Solidaria» suscrito mediante el Convenio de Asociación 110 de 2013 entre la Alcaldía Local de San Cristóbal y la Fundación Mujeres de Éxito, fue el vehículo para cumplir con el objetivo de desarrollar acciones contra los distintos tipos de discriminación y violencia hacia las mujeres por condición, situación, identidad, diferencia, diversidad o etapa del ciclo vital en la Localidad de San Cristóbal.

La Fundación Mujeres de Éxito, da cuenta de las experiencias significativas, las acciones desarrolladas y los logros que quedan para la localidad, además de la posibilidad de seguir construyendo un camino para la dignidad de la comunidad desde el enfoque de género y apuestas éticas que logren cimentar un escenario para la cohesión social y el tejido de nuevos imaginarios y prácticas como factores protectores para prevenir las violencias, que superen la segregación y la inequidad hacia las mujeres.

En este sentido el convenio Mujer humana, digna y solidaria, presenta unas imágenes de esperanza y materialización de lineamientos de política pública en el marco de la garantía y ejercicio pleno de los derechos reconociendo las diversidades de las mujeres y las formas de relacionarse desde un enfoque diferencial planteando acción afirmativas que superen los daños contenidos en los procesos históricos de la localidad, transcendiendo de estos y demostrando a la ciudad una construcción humana que desde el quehacer cotidiano puede establecer nodos de encuentro y transformación social.

 

 

ACCIONES DESARROLLADAS

Evento de Conmemoración

El día 01 de Diciembre de 2013 se realizó en el salón múltiple de la comunidad de las adoratrices, la conmemoración del día internacional de la no violencia contra las mujeres, con la presentación especial de María Mulata y 4 grupos artísticos de la localidad: Orquesta Sinfónica del colegio Manuelita Saenz, Grupo de Hip Hop Zahar, Grupo Herencia Chocoana.

Simposio Local

El 13 de agosto de 2014, se realizó el I Simposio local de Equidad de Género, un espacio de dialogo y visibilización de experiencias y saberes de jóvenes de 9 Instituciones Educativas Distritales de la localidad, en torno a la prevención de la violencia basada en condiciones de género y la sensibilización acerca de las relaciones equitativas entre hombres y mujeres que se cimientan desde la escuela como una ámbito de socialización que transversaliza la vida social en nuestros días.

Encuentro teGer- Acción Afirmativa LGBTI

Comprender la diferencia como principio fundamental de la vida en sociedad nos permite tejer relaciones más humanas y capaces de potenciar el sentido de la diferencia como factor central que facilita el dialogo de saberes y el intercambio de experiencias, por ello dentro del convenio se diseñó una acción afirmativa que reafirmara la garantía y el ejercicio efectivo de los derechos de la comunidad LGBTI, siendo este un componente fundamental para reconocer que a partir de la diferencia se generan lazos de afectividad y de dignidad.

Escuela del Cuerpo

Fue un proceso pedagógico y político que permitió a las mujeres conocer, reflexionar y apropiar para su vida cotidiana el derecho a vivir una vida libre de violencias y ejercer de manera efectiva los derechos; no solo como la retórica de una serie de avances normativos de nivel distrital, nacional e internacional, sino en la práctica real, reconociendo su propio cuerpo como el primer territorio para la dignidad.

La «Escuela del Cuerpo» fue para las mujeres, la oportunidad de tener un espacio propio, exclusivo para ellas, un momento de encuentro consigo mismas y la posibilidad de expresar, verbalizar y compartir inquietudes e intereses con otras mujeres; este espacio permitió la reflexión de diferentes situaciones de violencias, inequidades y exclusiones, la construcción colectiva de propuestas para superarlas mediante el intercambio de saberes y experiencias, propiciando empatía y solidaridad al interior de cada grupo.

Exposición Itinerante: ¡No más Violencias contra las Mujeres!

El taller de fotografía, fue un espacio de motivación, trabajo en equipo y creatividad, cada participante desarrollaba creaciones en pro de procesos de equidad de género, en la búsqueda y creación de una fotografía inédita y auténtica, teniendo como temática principal la no violencia ni discriminación contra la mujer, de tal manera que por medio de 7 sesiones se logró avanzar en temáticas de género, atención de rutas en los diferentes tipos de violencia contra la mujer, acercamiento y reconocimiento de cámaras fotográficas, obteniendo un nivel básico en fotografía.

El proceso permitió que cada participante por medio del arte de la fotografía, expusiese las diferentes posiciones y visiones de acciones negativas que puedan visibilizarse para las mujeres, de esta manera que cada producto logró tener un contenido y contexto diferente con el objeto de sensibilizar a las personas que participaron en las galerías itinerantes.

Esta escuela tuvo como pretensión final realizar una exposición itinerante, la cual estuvo presente en las 5 UPZ de la localidad, durante un mes y medio.

Fortalecimiento al derecho al trabajo en condiciones de igualdad

Para este componente se postularon más de 400 mujeres emprendedoras de la localidad, para 100 cupos disponibles dentro del convenio, las mujeres seleccionadas se capacitaron y formaron en diferentes temas como; planeación, mercadeo, administración y finanzas; con lo cual cada una de ellas logró elaborar el plan de negocio de su proyecto productivo; enfocándose en su desarrollo como mujer emprendedora y líder; y así mismo en el manejo y control de su proyecto productivo. Igualmente, a través de los talleres desarrollaron habilidades tales como el trabajo en equipo, la comunicación y el liderazgo; ya que las actividades propuestas en cada una de las sesiones tenían implícito el descubrimiento y desarrollo de las mismas.
Se otorgaron incentivos económicos a las mejores unidades productivas o ideas de negocio.

Proceso de Educación Sexual:

La escuela de educación sexual «Tú cuerpo y el mío, territorio digno» se estableció como un espacio de encuentro juvenil que integro metodologías de tipo lúdicas, recreativas y culturales por medio de un proceso de formación que permitió a los y las adolescentes pensarse su cuerpo como el primer territorio para reconocer sus derechos, desde una apuesta conceptual y práctica que involucro el tema de género como excusa para discutir los estereotipos tradicionales que multiplican las desigualdades, la violencia basada en género en los colegios, así mismo permitió reconocer en los escenarios juveniles las apuestas de tipo cultural, social, político, económico que están proponiendo los y las jóvenes en torno a promulgar sus derechos reproductivos.

Red de mujeres Creadoras y Constructoras

Dentro del convenio se estableció como uno de los lineamientos a desarrollar la conformación de la red local de protección de derechos y prevención de las distintas tipos de violencias hacia las mujeres, convirtiéndose en un referente local frente a rutas de atención a partir de estrategias y acciones productivas y creativas de las mujeres de la localidad.
Está integrada por todas las mujeres de la localidad interesadas en promover acciones productivas para las mujeres, reconociéndolo como factor protector de sus derechos y aspecto importante para la prevención de violencias contra las mujeres.

Premio Semillas de Éxito

En el proyecto se establecido un componente de reconocimiento de iniciativas que afirmen la vida y permitan la transformación de prácticas e imaginarios que han sostenido dinámicas discriminatorias y violentas en los diferentes territorios.
En este entendido se configuro el premio denominado «Semillas de Éxito San Cristóbal» él cual tuvo como propósito reconocer la labor de jóvenes que promueven la paz y la equidad de género, de manera que sean ejemplos para la construcción de un mejor país. Así como el reconocimiento de los liderazgos de las mujeres que han aportado en la construcción de una localidad más humana digna y solidaria en el ejercicio pleno de sus derechos.

Escuela Popular de Nuevas Masculinidades

Con el trabajo desarrollado en cada uno de los grupos de la escuela de nuevas masculinidades los participantes reconocieron y entendieron que el patrón de género de nuestra sociedad es dominante, donde se definen libretos y mandatos específicos de masculinidad y feminidad que son aplicados en la vida cotidiana a través de la crianza (la familia) la sociedad (escuela, barrio, iglesia) y las pautas comunicativas (medios de comunicación, programas de t.v). se encontró que los hombres piensan su cambio de dos maneras: una es el de repensar sus comportamientos y practicas respecto a las mujeres, y el segundo, está orientado al cuestionamiento de las propias construcciones masculinas, haciendo énfasis en las que se refieren a la expresividad emocional para con la familia, los amigos y ellos mismos.

Es necesario trabajar en forma mancomunada e interdisciplinaria para abordar de manera integral la problemática de la violencia, que tiene su raíz en el imaginario de cómo debería actuar cada persona según su sexo y las relaciones de inequidad que encarnan un reparto desigual de tareas tanto en el ámbito público como en el privado entre hombres y mujeres.

Apoyo Psicológico y Jurídico

El proceso de asesoría psicológica y jurídica, fue desarrollado durante cuatro meses, periodo en el cual se asesoraron y acompañaron en estas dos áreas a 96 mujeres y 6 hombres, este proceso busco ofrecer el servicio a mujeres víctimas de violencia que tuvieran escasas posibilidades de solventar estos servicios a través de medios privados y que vivieran en las zonas altas de la localidad.

La mayoría de casos atendidos fueron de violencia económica y patrimonial, que consisten en inasistencias alimentarias y daños en los bienes de las mujeres. Para proteger el patrimonio de ellas y garantizar su pleno ejercicio, se emprendieron solicitudes de conciliación, denuncias penales, derechos de petición y solicitud de medidas de protección.

Los segundos casos más recurrentes fueron los de violencia psicológica en donde las mujeres son humilladas, despreciadas y controladas por parte de los hombres; usualmente por parte de su pareja o expareja. Algunos de estos casos desembocaban en violencia física. También fue usual que las mujeres decidieran no emprender acciones judiciales cuando su confianza en sí mismas se veía menoscabada por el ejercicio de control al que se enfrentaban, el trabajo conjunto entre la abogada y la psicóloga permitió proyectar los casos no sólo para el éxito de los procesos sino para el bienestar emocional de las mujeres.